Verbo: El reto de una adolescente

Verbo es una película que os recomendamos a padres y educadores, para poder ayudarnos en la difícil compresión de la mente del adolescente. Está película nos ayuda a comprender como el adolescente trata de cuestionarse el mundo en el que vive, ayudarle a entender cual es su misión nos ayudara a manejar la comunicación y la relaciónes con ellos en ese apasionante mundo hacia el descubrimiento de su identidad personal.

¿Conoces otras películas entorno a este tema?, escríbenos a: mcarmengr@psicovinculos.es

 

Padres y docentes, en el mismo barco

Por Adolfo Torrecilla
Más artículos de este autor
Última actualización 16/05/2011@08:19:21 GMT+1
Cállate. Ponte en tu sitio. Siéntate. Callaos. Que os calléis. Un poco de atención… Los profesores dedican el 16% de la clase a imponer orden en las aulas, un trabajo agotador que afecta negativamente en el rendimiento académico de los alumnos y hasta en el ambiente del centro. Este constante tira y afloja y la escasa colaboración de los padres son uno de los talones de aquiles de nuestro sistema educativo.
Organizada por CEAPA y CONCAPA, se celebró recientemente en el Consejo Escolar del Estado la I Jornada de Participación. Y también hace poco tuvo lugar en Pamplona el 35º Congreso de FAPACE, organización que aglutina a los padres de los centros de Fomento. En estos foros, se ha vuelto a destacar que se necesitan padres que se involucren más en el colegio.

Y no es que los padres tengan mala voluntad o que pasen de lo que les sucede a sus hijos en las aulas. En muchas ocasiones la falta de formación les impide afrontar sus obligaciones, que dejan demasiado en mano de los profesores. De ahí la necesidad de seguir impulsando las Escuelas de Padres como eficaz herramienta para darles el apoyo educativo necesario con el fin de que sepan moverse en un territorio en el que, por desgracia, a menudo se sienten desbordados.

Escaso respaldo

Este pasotismo, sin embargo, tiene negativas consecuencias para el ambiente de los centros educativos, como confirma una encuesta de FETE-UGT. El 55% de los encuestados subrayan la falta de respaldo de los padres a la hora de afrontar los problemas que surgen en las aulas. Más aún, en muchas ocasiones la respuesta de las familias va en contra incluso de los intereses educativos, actitud que en nada contribuye a que mejoren los resultados escolares y a que, por supuesto, disminuya el fracaso escolar, el verdadero lastre de la educación española. Y es que para mejorar el clima educativo es indispensable que mejoren las relaciones entre los padres, profesores y alumnos. La extensión de un clima de desconfianza, violencia y de indisciplina, aunque no sean casos escandalosos ni trágicos como los que a veces saltan a las noticias de los medios de comunicación, empaña el trabajo y el esfuerzo que ponen los docentes para mejorar la calidad de nuestro sistema educativo.

Hace falta, pues, que los padres, en todas las etapas pero especialmente en la Secundaria, la más conflictiva, asuman su papel de colaborar con la escuela. No puede ser que se alineen por sistema en el bando contrario al de los profesores, asegurando con su conducta que sus hijos mantengan una actitud desafiante. Más aún, resulta preocupante la proliferación de casos hasta ahora insólitos en la educación española, como son los actos de violencia de los padres contra los profesores.

A través de las actuaciones del Consejo Escolar, de las Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos, del diálogo, de las frecuentes reuniones, de las tutorías…, deben establecerse fluidos cauces de colaboración entre las familias y los docentes, pues todos deberían ir en la misma dirección. Cuando se respira un clima conflictivo en las aulas, con enfrentamientos entre los profesores y los alumnos, o entre los propios alumnos, acaba salpicando negativamente al trabajo docente.

Según el último Informe TALIS (Teaching and Learning International Survey), elaborado por la OCDE en 2009, el 16% de las clases en España se pierde en imponer orden. Pero hay datos todavía más preocupantes. Por ejemplo, España es el país donde el clima escolar es el “menos favorable” de los países participantes. El Informe reconoce que es necesario fortalecer la figura del profesor y mejorar sus condiciones sociolaborales como factor determinante para que mejore el clima educativo. En este sentido, la mejor dirección es trabajar, con la colaboración de los padres, para reforzar la autoridad y el prestigio del profesor. Sin embargo, los recientes recortes educativos, que han afectado de manera muy especial a los docentes, no parece que sean la mejor medicina de las Administraciones educativas para apoyarlos.

Fuente:padresycolegios.com

Terapia escrita para mejorar la autoestima de alumnos con problemas

 Una sencilla intervención a tiempo puede evitar que se perpetúen estereotipos negativos

MARÍA VALERIO

MADRID.- Las situaciones en la que uno es juzgado y estereotipado negativamente por los demás pueden tener importantes consecuencias psicológicas. Si esto ocurre en el entorno del aula, los alumnos ‘etiquetados’ pueden empeorar su rendimiento y entrar en un círculo negativo que afecte a su autoestima. Un trabajo publicado en la revista ‘Science’ demuestra que una sencilla intervención psicológica puede romper esta dinámica.

Los resultados obtenidos por Geoffrey Cohen y Julio Garcia, de la Universidad de Colorado (EEUU), son en realidad la actualización de un proyecto cuyos primeros resultados aparecieron en la misma revista, pero que lleva ya dos años en marcha con éxito.

La terapia consistía en poner a chavales de 12 a 14 años a escribir sobre lo mejor de sí mismos y sus buenos valores en algún momento del curso (resaltando las relaciones con la familia, amigos, sus intereses, gustos musicales…). Otro grupo control únicamente tuvo que poner por escrito sus ideas sobre otros temas intrascendentes.

Una intervención “aparentemente así de sencilla”, explican, permitió a los chavales con peor autoestima escapar “de la perpetuación de pensamientos negativos”. Un círculo, explican, por el que los chicos que se valoran poco sienten una especie de estrés psicológico que les hace rendir peor en la escuela, lo que sirve como refuerzo negativo para que presten menos atención en clase, sean peor valorados por los profesores y, todo ello en cadena, empeore su rendimiento académico. “No es que sean menos capaces, es que no muestran todo su potencial porque están atenazados”, explica Garcia a elmundo.es.

Sencilla pero eficaz

“Este trabajo demuestra que cualquier herramienta de solución de problemas aplicada en el momento adecuado, en fases tempranas, puede ser muy eficaz”, destaca María Mayoral, psicóloga clínica en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. “Lo importante es intervenir antes de que una cosa se perpetúe; no sólo para alumnos de minorías étnicas, sino también para cualquier chaval en riesgo de entrar en ese círculo”. Es decir, antes de que los adolescentes se lleguen a creer las expectativas que los demás tienen sobre ellos.

Mayoral también subraya la sencillez de la terapia. “Iniciativas de este estilo podrían ahorrar mucho dinero a los sistemas de salud, mientras que a veces se invierte en intervenciones mucho más sofisticadas. Estrategias sencillas pueden ser muy eficaces; sólo hay que intervenir en fases tempranas, cuando hay más posibilidades de tener éxito”.

El ejercicio fue especialmente beneficioso para los adolescentes de origen afroamericano, cuyo promedio de calificaciones mejoró 0.24 puntos. En esta minoría, incluso los que tuvieron un descenso en sus notas empeoraron menos que los que no habían participado en la autoafirmación. De hecho, la intervención no tuvo ningún efecto en los chicos negros que tenían altos niveles de autoestima antes de comenzar el ensayo, ni tampoco en los chicos de origen europeoamericano. “Podría ser útil en cualquier entorno donde haya un estereotipo que provoque estrés y afecte al rendimiento”, apunta el doctor Garcia.

Esto demuestra, a juicio de los especialistas, que esta autoafirmación positiva puede tener ventajas a largo plazo, y que es importante poner remedio a tiempo a este círculo vicioso. Como explican en su trabajo, teniendo en cuenta que los estados psicológicos y el rendimiento en los primeros años puede tener grandes consecuencias a largo plazo “las intervenciones tempranas pueden romper los pensamientos negativos recurrentes y promover mejores resultados durante largo tiempo”.

A juicio de Garcia y su equipo, “en una sociedad en la que el éxito económico depende en gran medida de los logros académicos, incluso un remedio parcial de la brecha racial puede tener importantes consecuencias a largo plazo”. Dos años después de comenzar con la terapia escrita, los autores siguen observando beneficios en los chicos tratados.

Autor: FAMILIAE Psicoterapia- Fecha: 2009-06-03

¿Qué hacer cuando el niño no quiere estudiar?