Día del Niño por Nacer: América Latina y España de pie por la vida y contra el aborto

Día del Niño por Nacer: América Latina y España de pie por la vida y contra el aborto
REDACCIÓN CENTRAL, 24 Mar. 11 / 04:02 pm (ACI/EWTN Noticias)

El Día Internacional de la Vida, que se celebra anualmente el 25 de marzo, en la fiesta de la Encarnación del Señor, ha generado actividades en diversas partes del mundo, especialmente en América Latina y España, que reunirán a millones de personas en una manifestación común en defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

En España, se ha previsto una gran marcha en Madrid para el sábado 26 de marzo. En la del año pasado se congregó más de un millón de personas.

A continuación el listado de actividades en diversos lugares de América Latina y España:

Venezuela

La Iglesia en Venezuela organiza su tradicional Semana por la Vida, del 20 al 27 de marzo, durante la cual cada diócesis ha programado una peregrinación, con camisetas y pancartas alusivas a la celebración y rezando el “Rosario por la Vida”.

Colombia

La Conferencia Episcopal anima a las diversas comunidades católicas en el país a realizar marchas y expresiones culturales en defensa de la vida humana, así como concursos de carteleras, representaciones teatrales y canciones a favor de la vida. Además sugiere la proyección de videos sobre el aborto, encuentros con personal de hospitales y clínicas, así como talleres de formación sobre la objeción de conciencia.

Para más información, ingrese a: http://www.cec.org.co/diadelninopornacer/tema4.html

Argentina

En Buenos Aires: El 25 de marzo a partir de las 6:00 p.m. se realizará, como cada año desde 2004, Un Rosario por la Vida en la Catedral Metropolitana, buscando “poner la vida naciente, bajo el manto protector de la Virgen, por medio de la oración”.

También en la capital argentina, la diputada Cynthia Hotton, organiza la “Celebración del Día del Niño Por Nacer” el 29 de marzo desde las 4:00 p.m. en el Salón Belgrano del edificio Anexo del H. Senado de la Nación, donde expertos se presentarán exposiciones a cargo de profesionales y artistas.

En San Juan: han programado actividades desde el 21 hasta el 29 de marzo, días en que realizarán encuentros juveniles, vigilias, proyectarán películas, rezarán el Rosario y participarán en la Misa de la Anunciación del Señor, el 25 de marzo.

En Mar de Plata: La Pastoral de la Mujer del Obispado de Mar del Plata también celebrará el Día de lnternacional de la Vida el 25 de marzo a partir de las 5:00 p.m., en la Parroquia Asunción de la Santísima Virgen, con la realización de un Rosario y una Misa.

Los centros Grávida, que auxilian a mujeres embarazadas en dificultad o en riesgo de aborto, también han programado la celebración de Misas en las 32 comunidades diocesanas y parroquiales donde ofrecen su servicio.

Perú

En Lima: El Arzobispo de Lima, Cardenal Juan Luis Cipriani, presidirá una Solemne Eucaristía en la Basílica Catedral de la capital peruana, el 25 de marzo, Solemnidad de la Anunciación del Señor, a partir de las 7:00 p.m., en el marco del Día del Niño por Nacer.

La congresista peruana Fabiola Morales organiza la Feria-Taller “Mujer y Niño por Nacer” el 25 de marzo en la Plaza Bolívar del Congreso de la República, donde se brindará consejería pre-natal a partir de las 9:00 a.m. El ingreso es gratuito.

En Arequipa: El 26 de marzo a partir de las 10:00 a.m. la Coordinadora Regional por la Vida realizará el 5˚ Gran Corso “Pasión por la Vida”, que anualmente convoca cerca de 20 000 personas.

En Cusco: El Arzobispado del Cusco también organiza una Marcha en Defensa de la Vida, que se realizará el 2 de abril, a casi una semana de las elecciones presidenciales y congresales de Perú, donde algunos candidatos han expresado posturas a en contra de la vida y la familia. Durante la marcha se premiará el orden, las vivas, frases y cantos, haciéndose acreedor el primer lugar de una laptop.

En Tacna: El Obispo de la Diócesis de Tacna y Moquegua, Mons. Marco Antonio Cortez Lara, indicó que se realizará una marcha a partir de las 09:00 a.m. desde la Plaza Zela y a lo largo de la Av. San Martín.

Ecuador

En Quito: La Pastoral Familiar de la Arquidiócesis de Quito junto a organizaciones pro-vida y familia organizan la “Marcha por la paz, la vida y la familia” el 25 de marzo, a partir de las 9:30 a.m. El punto de partida será el Parque del Arbolito.

España

En Ecija: La marcha se realizará el 25 de marzo a partir de las 8:30 p.m. en la Plaza España.

En Cáceres: En el Parque de Cánovas, el 25 de marzo, a partir de las 8:30 p.m. se iniciará la marcha a favor de la vida en Cáceres.

En Santander: El Equipo de la Delegacion Diocesana de Familia y Vida realizará una marcha el 25 de marzo a partir de las 8:00 p.m. en la Plaza del Obispo Eguino y Trecu.

En Castellón: La marcha “Sí a la Vida” se iniciará en la Plaza de la Pescadería a la 1:00 p.m. del 25 de marzo.

En Cuenca: La convocatoria es para el 25 de marzo a las 6:30 p.m. en la Plaza de España.

En Molina De Aragón: El 25 de marzo los defensores de la vida se concentrarán en el paseo los Adarves a partir de las 7:30 p.m.

En Lérida: El 25 de marzo a partir de las 6:00 p.m. se concentrarán en la Calle Mayor.

En Solsona: El 25 de marzo a partir de las 10:27 a.m. los manifestantes a favor de la vida se reunirán en la Església de la companyia de Maria. Lestonnac.

En Logroño: El 25 de marzo a las 7:00 p.m. se congregarán los manifestantes en la Plaza del Mercado de Logroño.

En Huelva: La marcha se realizará el 25 de marzo, a partir de las 7:00 p.m. en la Plaza de Las Monjas.

En La Carolina: El 25 de marzo a partir de las 6:00 p.m. los manifestantes a favor de la vida se reunirán en la Plaza de la Constitución.

En Madrid: El 25 de marzo a partir de las 8:00 p.m. manifestantes a favor del derecho a la vida se concentrarán frente Centro abortista Dator.

En Pamplona: El 25 de marzo se congregarán a partir de las 7:30 p.m. en el Paseo Sarasate.

En Hellín: El 26 de marzo, se realizará a las 7:00 p.m. una Misa especial por la vida en el templo de los Padres Capuchinos, para luego dar paso a la concentración en memoria de las víctimas del aborto, a las 8:30 p.m. en el Jardín Martínez Parrias.

En Alicante: También el 26 de marzo, en Alicante se realizará una concentración a favor de la vida en la Plaza de la Montañeta a partir de las 6:00 p.m.

En Almería: El 26 de marzo a partir de las 12:00 a.m. en la Puerta de Purchena se iniciará la manifestación a favor de la vida.

En Palma de Mallorca: El 26 de marzo desde las 12:00 m. se iniciará la marcha a favor de la vida desde la Plaza de Cort, para llegar al Ayuntamiento de la ciudad.

En Barcelona: También el 26 de marzo a partir de las 12:00 m. se congregará la manifestación “Sí a la Vida” en la avenida Gaudí.

En Algeciras: El sábado 26 de marzo a partir de las 12:30 se congregarán en Plaza Alta.

En Jerez de la Frontera: El 26 de marzo a las 12:00 m. en la Plaza del Caballo se concentrará la marcha a favor de la vida.

En Cádiz:, el 26 de marzo a las 7:30 p.m., la marcha a favor de la vida se iniciará en la Plaza Fray Felix.

En Benicarló: El 26 de marzo en Benicarló, a las 12:00 m. en la Plaza de la Constitución, se concentrarán los defensores de la vida.

En Oviedo: A las 12:00 m. del 26 de marzo se iniciará la concentración de la marcha por la vida en Oviedo, cuyo punto inicial será la Plaza de La Escandalera.

En Córdoba: El 26 de marzo a las 12:00 los manifestantes a favor de la vida se reunirán en el Bulevar Gran Capitán, junto a la Iglesia de San Nicolás.

En Granada: La marcha se realizará el 26 de marzo, comenzando a las 12:00 m. en la Fuente de las Batallas (Puerta Real).

En Jaén: El 26 de marzo a partir de las 6:00 p.m. La concentración será en la Plaza de la Constitución.

En Huesca: La marcha será el 26 de marzo a partir de las 12:00 m. en la Plaza Navarra.

En Ferrol: El 26 de marzo la marcha comenzará a la 1:00 p.m. en la Plaza de Armas.

En Las Palmas de Gran Canaria: La marcha a favor de la vida se realizará el 26 de marzo a partir de las 11:30, comenzando en el Parque San Telmo.

En Lugo: La marcha se realizará el 26 de marzo a partir de las 5:00 p.m. en la Plaza Mayor.

En Madrid: El 26 de marzo a partir de las 12:00 m. los manifestantes se congregarán en la Puerta del Sol.

En Málaga: El 26 de marzo los manifestantes se congregarán a partir de las 6:00 p.m. en la Plaza de la Marina.

En Antequera: La marcha a favor de la vida se realizará el 26 de marzo a partir de las 7:30 p.m. en la Puerta del Ayuntamiento.

En Murcia: El 26 de marzo a partir de las 12:00 m. los manifestantes a favor de la vida se reunirán en la Plaza del Cardenal Belluga (Catedral).

En Pamplona: El 26 de marzo, a partir de las 8:00 p.m. se reunirán los manfiestantes a favor de la vida en el Conservatorio Superior de Navarra.

En Ourense: El 26 de marzo se congregarán a partir de las 12:00 m. en la Praza Do Concello.

En Palencia: La marcha por la vida será el 26 de marzo a partir de las 12:00 m. en la Plaza Mayor.

En Vigo: El 26 de marzo la concentración se realizará a partir de las 12:30 p.m. en la Plaza del Rey.

En Santa Cruz de la Palma: El 26 de marzo a partir de las 12:00 m. los manifestantes a favor de la vida se reunirán en el cruce Calle O´Daly con calle Apurón.

En Puerto de la Cruz: La concentración será el 26 de marzo a partir de las 10:00 a.m. en la Parroquia San Antonio de Padua.

En Segovia: El 26 de marzo a las 5:30 p.m. se reunirán en la Iglesia de San Millán.

En Zaragoza: El 26 de marzo a partir de las 12:00 m. en la Plaza del Pilar.

En Valencia: La marcha se realizará el 26 de marzo a partir de las 7:00 p.m. en la Plaza de la Virgen.

En Orihuela: El 27 de marzo en Orihuela se realizará la manifestación “Sí a la Vida” a partir de las 12:30 p.m. en la Glorieta Gabriel Miró.

En Novelda: El 27 de marzo también se realizará una concentración a favor de la vida a partir de las 12:30 en la Plaza de San Roque.

En Ávila: la marcha se realizará el 27 de marzo, concentrándose en la Plaza de Santa Teresa a partir de la 1:00 p.m.

En Badajoz: El 27 de marzo a partir de la 1:30 p.m. se congregarán los manifestantes a favor de la vida en la Plaza de San Francisco.

En Burgos: El 27 de marzo en Burgos los manifestantes a favor de la vida se congregarán a partir de la 1:30 p.m. en la Plaza Mayor de Burgos.

En Puerto de Santa María: En la Plaza del Polvorista, se congregarán la marcha a favor de la vida, el 27 de marzo a partir de la 1:30 p.m.

En Medina Sidonia: El 27 de marzo tendrá lugar la marcha “Sí a la Vida”, concentrándose a partir de la 1:00 p.m. en la Plaza de España.

En Santander: La marcha a favor de la vida se realizará el domingo 27 de marzo a partir de las 12:00 m., comenzando en la Plaza del Ayuntamiento.

En Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real): La convocatoria es para el 27 de marzo a las 6:00 p.m. en la Plaza de la Constitución.

En Granada: El 27 de marzo a las 10:00 a.m. el punto de partida será el Colegio Regina Mundi.

En Guadalajara: La cita será el 27 de marzo a las 12:30, marchando desde la Plaza de la Constitución hasta la Plaza Santo Domingo.

En San Sebastian Donostia: El 27 de marzo a las 12:00 en los Jardines Alderdi Eder.

En Linares: La convocatoria es para el 27 de marzo a las 12:00 m. en la Plaza de Santa María.

En Navas de San Juan: La marcha se realizará el 27 de marzo a partir de la 1:00 p.m., comenzando en la Plaza del Ayuntamiento.

En Linares: El 27 de marzo a partir de las 12:13 m. se reunirán en la Plaza de Santa María, frente al Ayuntamiento.

En La Coruña: La marcha a favor de la vida se realizará el 27 de marzo a partir de las 12:30 p.m. La concentración será en la Plaza María Pita.

En Torremolinos: La marcha por la vida se realizará el 27 de marzo a las 12:00 m. La concentración será en la Iglesia Nuestra Señora del Mar (Playamar).

En Fuengirola: La marcha a favor de la vida se realizará el 27 de marzo a partir de las 12:30 p.m. en la Plaza del Ayuntamiento.

En Marbella: El 27 de marzo la concentración será a partir de las 12:00 m. en la Plaza de la Encarnación.

En Torre del Mar: En el Paseo de Larios se congregarán los manifestantes a favor de la vida el 27 de marzo a partir de las 12:00 m.

En Arroyo de la Miel (Benalmadena): La marcha se realizará el 27 de marzo a partir de la 1:00 p.m. en la Casa de la Cultura.

En Nerja: El 27 de marzo a partir de las 12:30 p.m. los manifestantes se congregarán en la Parroquia del Salvador.

En Campillo: La marcha se realizará el 27 de marzo a partir de las 12:00 m. en la Plaza de España.

En La Cala del Moral (Rincón de la Victoria): El 27 de marzo se congregarán ños manifestantes a favor de la vida en la Plaza de Don Antonio Estrada.

En Santa Cruz de Tenerife: El 27 de marzo a partir de las 10:00 a.m. se realizará la concentración en la Plaza Primero de Mayo, frente al Mercado Nuestra Señora de África.

En Sevilla: El 27 de marzo a partir de las 12:00 m. se reunirán en la Avenida Constitución.

En Lebrija: La concentración se realizará el 27 de marzo a partir de la 1:00 p.m. en la Plaza de España, frente al Ayuntamiento.

En Torrent: El 27 de marzo a partir de las 12:30 p.m. en la Plaza Obispo Benlloch.

En Valladolid: El 27 de marzo a partir de la 1:30 p.m. en la Plaza Fuente Dorada.

En Bilbao: La marcha se realizará el 27 de marzo a partir de las 12:00 m. en el Ayuntamiento de Bilbao.

Bélgica

En Bruselas: El 27 de marzo a partir de las 3:00 p.m. se concentrarán en el Mount of arts para marchar por la vida.

Eslovaquia

En todo el país, el 25 de marzo se estrenará en decenas de cines la película Bella, protagonizada por el líder provida Eduardo Verástegui.

Rumania

En Bucarest, Timisoara y Satu Mare se realizarán marchas a favor de la vida bajo el lema “Díle sí a la vida”, buscanfo que la población preste atención a la necesidad de proteger la vida del niño por nacer en el país con la tasa más alta de abortos en la Unión Europea.

Fuente: aciprensa

Conversacion de una madre de familia

Conversación con una madre de familia

Hay un país en la tierra que tiene un índice de natalidad del 1,3 y en algunas regiones suyas es aún más bajo. Significa esto que carece del relevo generacional necesario para garantizar un futuro humano mínimamente satisfactorio. Lo previsible produce ciertos escalofríos. Ese país es España, a la cola de Europa. Y Europa, a la cola del mundo.

¿Cómo empezó la cosa? Idro Montanelli dice en su Historia de Roma, que la caída del Imperio comenzó con la corrupción de sus clases altas. El pescado – ilustra con un dicho italiano- siempre comienza a oler mal por la cabeza. A los romanos altos, les comenzaron a resultar incómodos los hijos y llegó el tiempo en que escasearon los hombres para el trabajo y para la guerra al extremo que la invasión bárbara fue poco menos que coser y cantar.

En un país como España, encontrarse con una mujer de 31 años con seis hijos, uno todavía en camino de ver la luz y el mayor de sólo 8 años, es como toparse con un especímen extraterrestre. Es el caso que me ha acontecido con Lourdes Rivero, casada con Javier, de 36 años, militar, capitán ingeniero de construcción.

Sé que Lourdes no una excepción propiamente dicha, pero los índices están ahí. Dejaré al lector que juzgue por sí mismo sobre la rareza de esta señora y maestra.

– Si me permite usted la pregunta, ¿a dónde van ustedes -usted y su marido -, con tantos hijos por esos mundos de Dios? ¿No se han enterado de que la paternidad ha de ser responsable?

– Vamos a un sitio muy concreto. Me casé con Javier a los 22 años, al terminar los estudios de Magisterio, después de cinco años y un día de noviazgo. Entonces yo quería esperar un par de añitos a tener mi primer hijo, para disfrutar de una nueva vida, nuevas libertades, salir, entrar, viajar… Pero no fue así: me casé un día de los Inocentes y Javi nació a los diez meses. Papá me decía: “cuando tengas tus propios hijos te darás cuenta de lo que te hemos querido tus padres”. Tenía razón: cuando me pusieron a mi niño en mis brazos, sentí dentro algo que sólo una madre puede sentir: no hay palabras para expresarlo. Es una mezcla de ternura infinita, un amor que te quema las entrañas, tanto, tanto, tanto, que sólo puedes decir: ¡Gracias, Señor, por esto que no tiene nombre! ¡Gracias, Señor, por lo que me han querido mis padres! ¡Ahora lo comprendo!… Pero he aquí que, de repente, me viene al corazón un sentimiento, una voz que me dice: “Yo te quiero muchísimo más que eso! Yo, Dios, te quiero con fortaleza de padre y ternura de madre!” Desde ese día cambió todo, todo. Empecé a entender qué significa de verdad “filiación divina”, ser hijo de Dios. Y al comprender, más bien intuir el amor paternal de Dios, todo en mi vida lo veo bajo la luz del cariño de Dios: las alegrías, las penas, las cosas que no comprendo. Todo tiene sentido. Todo tiene un color diferente. Cualquier anécdota o suceso que tengo con mis hijos, me sirve de referencia para interpretar mi relación con Dios.

– O sea, que, como Dios es un Padre tan bueno, todo maravilloso, ¿no?

– Pues, no exactamente. Cuando Javi tenía un año, tuvo una gastroenteritis angustiosa: vomitaba y tenía mucha diarrea y muchísima sed. Yo sólo le podía dar una cucharadita de suero cada diez minutos. Era angustioso verle sufrir. Para él, lo único bueno era beber. Tenía mucha sed. Era “lícito” y “justo” beber agua… y yo no se la podía dar. Hubiera sido peor, porque si tomaba más, vomitaba de nuevo y era retroceder. ¡Cuántas veces he pedido y “exigido” a Dios cosas que me han parecido justas y razonables y no me las ha dado! Por aquel entonces me quedé en estado de Luli. A mi marido y a mí nos hacía mucha ilusión. A los cuatro meses de embarazo me diagnosticaron toxoplasmosis. Por lo visto, es una infección sin importancia, pero conlleva un peligro: que si se contrae en los tres primeros meses de embarazo o en los tres últimos, puede afectar gravemente al bebé. Así que me advirtieron que tenía la infección y que además era muy alta; y que, siendo así, lo más probable es que la niña tuviera un 96 por ciento de posibilidades de ceguera o de malformaciones de corazón; y si no, costras calacáreas en el cráneo…

– Un grave problema de responsabilidad, ¿no?

– Tremendo. Mi primera reacción fue: llorar. Después, me planteé: ¿Qué quiero para mis hijos? Que vayan al Cielo. Siempre digo: ¡sano y santo! Si falta lo primero, lo segundo estará garantizado. Así Dios arrancó de mí un fiat! y me devolvió la paz, no sin preocupación, pero sabiéndome en sus manos.

– ¿Qué pasó con la niña?

– Mire, está ahí, en la foto. Nació y ¡gracias a Dios!, perfectamente sana. Pero Dios me dejó un recuerdo… Todo el mundo, al verla -y aún más ahora -, me dicen: ¡qué ojos tan bonitos tiene esta niña, ¡llaman la atención! Y es verdad, Luli tiene unos ojos grandes, negros, profundos, limpios… Segunda lección: “Dios no se deja ganar en generosidad”. Me arrancó el sí que tanto me costaba dar y luego me premió con creces.

– ¿Cómo sigue la historia?¿Ganó usted en sensatez o en insensatez?

– Pasaron 21 meses y Dios nos regaló otra niña: Elenita, gordita, alegre, simpática, dulce. Siempre con su sonrisa picarona… Comprendo perfectamente lo que dice André Frossard: “Dios sabe contar sólo hasta uno”. Cada hijo es único. Se le quiere como es y se le quiere todo.

– Y la gente, ¿qué le decía esta vez?

– Comenzó a sentirse con derecho a reñirme, porque ya estaba saliéndome del “canon preestablecido” (la parejita). Una señora por la calle, al verme con los tres pequeños me advirtió sobre lo “mal que están los tiempos”. Le dije: “A mí me da igual. Sólo sé que cada hijo es un beso de Dios y ya van tres besazos, señora…”

A los veinte meses nació María. Se llama así, a secas y celebramos su santo el día de Santa María, Madre de Dios, porque el día que me enteré de que estaba embarazada era el día de la Anunciación. Entonces viví un embarazo muy cerca de la Virgen María, pensando que Ella sentiría lo mismo que yo: sueño, cansancio, molestias…, cómo hablaría con el Niño Jesús, cómo haría sus pañales, cómo prepararía sus sábanas… Tanto lo imaginé que cuando llegó el día de ir al hospital para que naciera María, Javier me reñía: “¿pero a dónde crees que vas? ¡Vas a un parto!”. Me lo decía porque mi maleta la llené con disfraces, alas doradas y cosas así, porque tenía la ilusión de hacer la fotografía de un belén viviente. Mire, aquí está: Javier es San José; Luli, la Virgen María; Elena, un ángel; y María, el Niño Jesús. Nació el 18 de diciembre y tras el esfuerzo de Javier (padre) pudimos mandar a todos una tarjeta de Navidad con este motivo.

Alguna gente ya se puso más rabiosa contra mí. Un día, en el parque, una señora me preguntó lo de si yo sabía sobre la paternidad responsable. Yo no me considero nada, pero sí creo que lucho por ser coherente – que no es fácil – y responsable: intuyo la gran importancia de lo que Dios me da prestado. Sé que hay que tener los pies en el suelo, y sé que a la vez hay que confiar mucho en Dios. Si El lo manda, El sabe más. Y desde luego sé que si me lo manda es porque me dará fuerzas para sacarlo adelante con alegría y salero, aunque implique esfuerzo. A la señora del parque me gustaría pedirle perdón, porque mi respuesta no fue muy correcta. Me salió del alma un “¿se cree que soy imbécil?”, con un tono un poco elevado. Pero me gustaría también hacerle reflexionar sobre si no ha confundido en su corazón el concepto de “paternidad responsable” con el de “comodidad irresponsable”. Creo – y no quiero juzgar a nadie – que de esto mucha gente sabe mucho.

– Quizá los índice de natalidad tengan alguna significación, en este sentido. Pero, no estamos aquí para juzgar a nadie. ¿Usted tiene una idea concreta del número ideal de hijos para un matrimonio normal?

– No es cuestión de un número. Es hacer en cada momento la Voluntad de Dios, aceptarla, amarla, ponerla en práctica, la que sea. Sean uno, o tres, o quince, o ninguno. Se trata de saberse querido y guiado por Nuestro Padre y olvidarnos de lo demás.

Javier terminó unos estudios y le iban a destinar. Creímos oportuno pensar que sería bueno que la llegada de un nuevo bebé se distanciase hasta que estuviéramos instalados en “algún lugar”. Pero Dios decidió otra cosa mejor. Comentamos con Javier: “El hombre propone y Dios dispone. Cuanto más inoportuno y más inesperado, más de Dios será”. Una amiga mía a la que quiero mucho, me decía: “¿Pero tú estás colgada?. Yo le dije: imagínate que eres hija de un gran rey, riquísimo; y que supieras que cada hijo tuyo fuera a ser heredero de la totalidad de ese reino, sin importar el número de hijos que tuvieras. La herencia sería la misma para todos. ¿Tú pondrías trabas a tener esos reyes en potencia? Cada hijo que tengo es hijo de Dios, heredero del Cielo, heredero de aquello que “ni ojo vio, ni oído oyó”. ¿Quién soy yo para decidir quien va o no va? No puedo ser tan mezquina. Algo de lo que yo anhelo disfrutar, ¿cómo se lo voy a negar a alguien que, encima, voy a querer con todo mi corazón?

El problema del traslado y de la vivienda se solucionó mucho mejor de lo que esperábamos. Una vez más, lección: lección número mil. Desde el “después” es desde donde se entiende el “antes”. Dios sabe más. Ya estamos instalados en una casa grande, con sitio para todos, todos juntitos, con la vida más organizada, etcétera. Con cinco niños ya he cumplido, ¿no? La ingrata de mí se iba dando mil razones para decir basta, es decir, no, a la pregunta que Dios había sembrado dentro de mi y de Javier: “¿y por qué no otro?”. ¡Pobre Dios! Ya me creía algo y seguía siendo la misma rácana del principio. Pero El, con su infinita paciencia y bondad me hacía pensar: “Quiero ése”.

– Pero usted ¿cómo oye a Dios?

– Como tanta gente que le oye: no con los oídos. El sabe decir las cosas; sólo hay que querer escucharle y pedírselo. Y aunque nos costaba, volvió a arrancar nuestro fiat!. Digo “nuestro” porque Javier y yo hemos hablado siempre de todo y compartido estos sentimientos.

Así que el nuevo bebé que está con nosotros es -igual que todos – hijo de Dios. Pero me parece que “éste” es especialmente querido por Dios: éste y no otro posible es el que quiere Dios. Así que no me equivoco si añado que este hijo no es sólo un besazo de Dios, sino – cómo decirlo – mucho más. Y esto me llena de gozo.

Lourdes se disculpa por -según dice – el “rollo que me está colocando”. Pero no sé si hemos llegado aún al fondo de su concepto de “responsabilidad”, y le pido que profundice un poco más en el asunto.

– ¿No le parece frustrante, después de hacer una carrera con tanto esfuerzo, de tener peticiones de centros de enseñanza para trabajar fuera de casa en su profesión, encerrarse con cinco o seis niños en casa?

– Esto mismo me decía una amiga que estudia periodismo. La comprendí perfectamente, aunque no comparto del todo su opinión. También hablábamos de lo horriblemente difícil que está la vida para los matrimonios jóvenes. El problema de la casa es real. En muchas ocasiones son necesarios dos sueldos y uno se va en el alquiler del piso o pago de hipotecas… Todo esto es verdad y es una injusticia tremenda porque coarta la libertad de las personas. Es un problema político que habría que solucionar, con ayudas concretas. Pero también es cierto que hay un clima de desprestigio del trabajo de una madre de familia en su casa. Nos llaman “marujas”. A mí me encanta mi carrera de Magisterio, que es vocacional al cien por cien. Disfruto dando clase y me encanta la idea de formar personas. No descarto la idea de trabajar en ello el día de mañana y procuro reciclarme, estar al día en la medida de mis posibilidades. Pero he renunciado por ahora al Magisterio y no sólo no me arrepiento sino que cada día soy más feliz con esta decisión.

¿Por qué no se valora el trabajo en casa? Porque no se gana un duro. Hoy, por desgracia, está extendida la idea de “tanto ganas, tanto vales”. Y en casa, desde luego, de “duros”, nada. Pero estoy en casa, en primer lugar, porque creo que los niños de 0 a 3 años necesitan imprescindiblemente de la compañía de mamá. Es el tiempo de formar su personalidad, su seguridad, su afectividad. ¿No estamos dispuestos a dejarnos la hijuela por el mejor colegio? Pues para esa edad, esto que hago es mejor que Oxford o Harvard.

En segundo lugar, creo que así hago -lo intento al menos – hogar, para que cuando lleguen del colegio o (mi marido) del trabajo, tengan alguien que les quiere con locura, para escucharles, ayudarles, estar con ellos. Solamente escuchando se detectan muchos problemas, la influencia de las amistades, se está más “al loro” y hoy en día es muy importante. Hay que andar con “los pies de plomo”.

Siendo algo apasionante ayudar como profesora a la formación de los hijos de los demás, me parece que lo es muchísimo más, formar a tus propios hijos. Dan unas alegrías enormes. Javi, a los tres años, me dijo una vez: -Mamá, ¿a que cuando comulgas, el alma se pone blanca. -Sí. -¡También se pone amarilla!. -¿Amarilla? ¿por qué?. – Porque Jesús es Dios y Dios creó la luz. Entonces, cuando comulgas, el alma se pone amarilla de luz… Y a los 5 años: -Mamá, ¿cómo entró Jesús en el seno de la Virgen?. Yo empecé a pensar cómo se lo explicaba, pero se me adelantó: -Ya lo sé yo: entró Dios en el seno de la Virgen y dijo: ¡Ahora me convierto en Niño!

Anécdotas de este estilo me hacen pensar en mi responsabilidad en la formación de mis hijos. Yo no sé que será de su vida, pero me hacen reflexionar: “¿y si estoy educando un futuro sacerdote, ¡otro Cristo!?” Es mucha responsabilidad. Insisto, no sé que será de él, pero en todo caso estoy formando la sociedad de mañana. Tengo la misión de formar “sal de la tierra”, “luz” y “levadura” del mundo. Y también tengo la responsabilidad de rezar, para que cuando ellos hagan uso de su libertad, haya siempre en sus labios un fiat! (¡hágase!) a la Voluntad de Dios. Es apasionante y sobrecogedor.

En resumen: ¿Cansancio?: todo. ¿Paciencia?: a veces me falta. ¿Felicidad?: TODA. ¿Por qué? Porque sé que soy hija de Dios y estoy donde debo estar. Porque me ayuda dándome “no sé qué”. Tengo Esperanza, Ilusión, Alegría y Fe. ¿Qué más puedo querer? Ningún día es igual a otro, aunque parezca todo lo contrario. Pero, no se crea, así no he pensado desde le primer día. Ni siquiera depende de mí pensar así. Todo esto me lo va descubriendo Dios día a día.

Dejo al lector el juicio sobre este raro especímen llamado Lourdes. ¿Se trata de un fruto tardío de anacronismos irreversibles o de una anticipación del futuro, realidad de lo posible? Por si acaso, advirtamos al eventual lector poco avisado, que rehuya a personas como ésta, no vaya a ser que nos contagie su Fe, su Esperanza, su Amor y, sin querer, pulvericemos los materialismos y hedonismos al uso y nos hallemos de pronto en el alba de una nueva Humanidad llena de la alegría de vivir.

Fuente: www.encuentra.com

España: Los daños colaterales del divorcio

En España un total de 71.472 menores se unieron al drama de los 137.510 hogares que se rompieron en 2007. Los padres se distancian, pero ¿y los niños? ¿Qué pasa con ellos?

(La Gaceta, España, )

En España un total de 71.472 menores se unieron al drama de los 137.510 hogares que se rompieron en 2007. Los padres se distancian, pero ¿y los niños? ¿Qué pasa con ellos? La nueva etapa vital a la que se enfrentan, plagada de situaciones fragmentadas en las que viven sólo con uno de sus padres, les pasa factura y no perdona.

Un equipo conjunto de investigadores de la Universidad Miguel Hernández de Elche y de la Universidad de Murcia así lo revela.

El trabajo, titulado Trastorno de ansiedad por separación en hijos de padres divorciados, analiza los síntomas de ansiedad que se derivan para los menores tras una separación o divorcio. Para ello toma una muestra de 95 escolares de 8 a 12 años, que compara con otros de edades y géneros similares cuyos padres no se han separado.

El resultado es claro: “Los niños que han vivido una ruptura conyugal presentan niveles de ansiedad más elevados que los niños cuyos padres permanecen unidos”, señala el estudio.

Reveses para los hijos

El texto revela también, que las principales consecuencias de esa angustia que sufren los menores se manifiesta sobre todo en factores psicofisiológicos. “Cuando los menores no permanecen con sus padres”, apunta el trabajo, “sienten molestias físicas, como dolor de cabeza o barriga, tienen ganas de llorar y tratan de evitar la separación física con ellos, telefoneándoles o tratando de retrasar su marcha”.

La separación brusca del niño de las figuras afectivas es, a juicio de los autores del estudio, uno de los factores que pueden contribuir a la aparición de la ansiedad de los niños tras la separación de los padres. Al producirse una ruptura familiar, explica el estudio, suele ser común que el niño viva con uno de los padres, con mayor frecuencia la madre y permanezca de forma eventual con el padre.

Sin embargo, en los periodos vacacionales el menor se traslada al hogar del padre, pasando a ser el contacto con la madre muy esporádico e incluso inexistente cuando la relación entre la pareja separada ha sido conflictiva. En esos casos, “la marcha de la madre puede condicionar la ansiedad del niño en ocasiones futuras y aumenta su vulnerabilidad a reaccionar de forma ansiosa ante cualquier separación de la vida cotidiana”.

También hay diferencias significativas en la tranquilidad de los hijos. “Los niños con padres separados se muestran más intranquilos cuando sus padres se marchan de viaje, cuando tienen que hablar con ellos por teléfono o se levantan por la mañana para ir al colegio”. En cuanto a la edad, entre los 8 y 9 años es el momento crítico. En esa franja, los niños con padres separados presentan más ansiedad que los que son mayores que ellos.

Necesidad de cooperación

El trabajo concluye apelando a la necesidad de cooperación entre la pareja y el abandono de las discusiones a pesar de la ruptura producida. “La cooperación entre los ex cónyuges y la ausencia de desavenencias entre ellos”, señala el estudio, “reducen el temor en los niños ante la ausencia de figuras de apego y fomentan su confianza y autonomía”.

Mayores problemas durante el desarrollo educativo y psicológico

A conclusiones similares al estudio conjunto de las universidades Miguel Hernández de Elche y la de Murcia, llega otro trabajo realizado por la profesora de la Universitat Pompeu Fabra, Anna Garriga y el profesor de la Abat Oliba, Jorge Martínez Lucana. Este matrimonio decidió hacer un recorrido sistemático por la profusa documentación que la sociología inglesa, americana y escandinava tiene sobre el divorcio y sus consecuencias.

El resultado del análisis es el estudio ‘Divorcio y malestar. Lo que la sociología empírica nos puede decir hoy sobre los efectos del divorcio’, publicado recientemente.

La conclusión del trabajo es que, estadísticamente, los hijos de padres divorciados muestran una mayor tendencia a tener problemas en su desarrollo educativo y psicológico. En el aspecto pedagógico las secuelas se reflejan en bajos rendimientos académicos. Y en el desarrollo de la psique, los efectos negativos que se producen son depresión y problemas de autoestima.

Aunque en este último punto se señala, “curiosamente, que las secuelas no tienen por qué manifestarse en los años siguientes a la ruptura. Y emergen bastante tiempo más tarde, en forma de “una mayor probabilidad de vivir otro divorcio, menores posibilidades de casarse, menor contacto con los padres o menor bienestar psicológico”.

Los investigadores del trabajo no se quedan sólo en constatar unos hechos sino que proponen soluciones. A su juicio, los poderes públicos y la sociedad no deben plantear el divorcio como única alternativa ante los problemas conyugales, sino que deben facilitar los medios para reconducir la situación.

Autor: FAMILIAE Psicoterapia- Fecha: 2008-10-29

España: Efectos negativos en tratamientos de fertilidad.

(Por , El mundo, España, 2010-05-28)

MADRID.- El 50% de las mujeres que se sometieron a un tratamiento de fertilidad cree que la experiencia fue dura y negativa, según una encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y que será publicada en la revista ´OCU-Salud´ del mes de abril.

Así, la encuesta realizada a más de 1.000 españolas de entre 25 y 44 años y a 135 hombres, revela que una de cada 10 españolas ha logrado alguno de sus embarazos gracias a un tratamiento de fertilidad; además un 7% de los españoles de entre 25 y 44 años declaró haber tardado más de 12 meses en conseguir un embarazo.

Según la OCU, esta investigación, que tiene como objetivo de tomar el pulso a los problemas de fertilidad en España, ha demostrado que las técnicas de reproducción asistida pueden llegar a tener un alto coste psicológico, económico, físico o laboral.

La OCU preguntó a las encuestadas sobre la causa de sus problemas de fertilidad, y, teniendo en cuenta las respuestas, la mitad de ellas indicó que se debe a disfunciones en su aparato reproductor o en el de su pareja; un 7% aludió a factores psicológicos; un 3% a la obesidad y un 40% admitió que desconocen la causa.

Por otra parte, el 83% de las mujeres encuestadas visitó al médico para averiguar las causas de la esterilidad aunque sólo el 57% fue acompañada de su pareja. Una de cada cuatro entrevistadas declara que ni ellas ni sus parejas se han hecho aún ninguna prueba y otro 29% que aún no conoce el diagnóstico. Entre las que sí lo conocen, el diagnóstico más frecuente fue la falta de ovulación u ovulación irregular (17%) y baja movilidad del esperma (23%).

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2010/03/25/mujer/1269525310.html