La familia, escuela de convivencia, según Benedicto XVI