El libro del matrimonio

 

La verdad del matrimonio no se descubre con axiomas teóricos y abstracciones, no se desvela por combinación de palabras y construcciones lógicas a partir de un principio que queda lejano y, posiblemente, cada vez más manipulado a medida que se aleja del primer axioma. No. El matrimonio… es posible vivirlo sin siquiera saber leer ni escribir, tiene su verdad en sí mismo. ¿Por qué no descubrirlo en la vida –no en cualquier vida, sino en vidas modeladas por el misterio– en lugar de llegar a él desde la teoría?