“Perder un hijo es un drama para la mujer, sea un aborto espontáneo o provocado”

 

Nieves D. Amil – La Voz de Galicia, 13 de junio 2010.

Mónica Fernández lucha por ofrecer a las mujeres todas las alternativas antes de que tomen una decisión “en contra de sus deseos maternales”.

¿Cuál es el apoyo que le ofrecen desde Red Madre?

Lo primero que le ofrecemos es un mapa de ayudas publicas o privadas. Ofrecemos acompañamiento, en casos de abandono les facilitamos centros de acogida o les ayudamos a buscar trabajo.

¿Le brindan todo el apoyo para que renuncien al aborto?

Nosotros solo le ofrecemos las salidas a las que pueden tener acceso.

¿Qué es lo positivo y negativo de la nueva normativa?

Nosotros tenemos bastantes críticas. Ignora la situación de muchas mujeres, sobre todo por las que abortan coaccionadas por su marido, su pareja o su empleador. Ignora que detrás del aborto se esconde mucho machismo. Es una ley insolidaria con las mujeres que van a tener abortos no deseados en contra de sus deseos maternales y sus convicciones morales, porque las circunstancias la presionan en ese sentido. Ignorar todo esto cuando hay estudios que señalan que por encima del 60% de los abortos son por presiones o las circunstancias… nos parece grave.

Pero deja libertad a la mujer…

Dentro de las primeras 14 semanas no hay nadie que evalúe si esa mujer está siendo coaccionada a abortar. En la ley anterior, un psicólogo evaluaba esta posibilidad.

¿Se está capacitada con 16 años para tomar la decisión, solo con el conocimiento del tutor?

Por eso para nosotros el aborto no es salud, porque puede poner en riesgo su salud física y psicológica. Además, se sabe que las menores están en mayor riesgo de sufrir este tipo de secuelas psicológicas. Es muy duro para una adolescente.

Pero con 16 años, ya se pueden tomar decisiones clínicas.

Sí, pero no cualquier tipo de operaciones y ¿qué pasa si una adolescente aborta presionada pro su pareja? Nosotros conocemos casos de esos.

¿Cuáles son las secuelas físicas y psíquicas?

Las físicas pueden ser perforación uterina, daños en el cuello del útero, que pueden llevar a que hijos posteriores nazcan prematuros, a infecciones y, por supuesto, a hemorragias. En cuanto a las psicológicas, hay mujeres que las sufren. Son muchas las que sufren estas secuelas. Si se analizan las que abortaron por un embarazo no deseado, hay índices mayores de sufrir ansiedad, depresión, abusos en el consumo de drogas y alcohol, disfunciones sexuales, alteraciones del sueño… y los casos más graves, pueden llegar al suicidio.

Hay quienes señalan que los fetos no son seres humanos.

Me parece muy curioso que ante las evidencias científicas, se ponga en duda esto. Viene a ser lo mismo que si ponemos en duda que la tierra gira alrededor del sol. Ese debate está absolutamente superado.

Aborto sí o aborto no.

Desde Red Madre creemos que las mujeres nos merecemos algo mejor ante un embarazo imprevisto. Perder un hijo es un drama para la mujer, sea un aborto espontáneo o provocado.