El Vaticano estudia la beatificación de varias parejas casadas