“Centinela de la Familia”. Padre Pedro Richards.

Padre Pedro Richards, C.P.
(31/12/1911 – 30/10/2004)

Fundador del Movimiento Familiar Cristiano, fue sin duda un hombre de fe, espejo fiel del carisma del Cristo nupcial que el Espíritu Santo le inspiró.
Un gran visionario, que creyó en la posibilidad del apostolado familiar, procurando recuperar y revalorizar algo tan sagrado como el matrimonio.

Tres componentes caracterizaron su fecunda vida sacerdotal y misionera:
Testimonio de espiritualidad,
Vida comunitaria y
Acción entre las familias.

Es importante mencionar que el Movimiento Familiar Cristiano nació en dos países de América del Sur: Argentina y Uruguay en el año de 1948. El Padre Pedro Richards realizaba las reuniones con matrimonios (algo inusitado en esa época), en forma indistinta en las ciudades de Buenos Aires y Montevideo, por lo que es justo decir que nace en las “márgenes del Río de la Plata”, dado que éste separa ambas ciudades.

Los Servicios Apostólicos del Padre Richards

Consultor de la Provincia: 1948-1951
Fundador del Movimiento Familiar Cristiano: 1948
Asesor Latinoamericano del MFC: 1950
Integrante de la Comisión preparatoria del Concilio (Laicos): 1960
Director del IFFS: 1967
Director del CENAPLANF: 1979
Experto en el Sínodo de Obispos: 1980
Consultor del Consejo Pontificio de la Familia: 1981

“Pensamientos” del Padre Pedro Richards

*El Cristo Nupcial, si es vivido debidamente, es fuente de gozo; provee a los esposos satisfacciones de diversas maneras. Ante todo la tranquilidad de saber que es Iglesia Doméstica, va por rumbos indicados por los pies ensangrentados de Jesús, es por el camino estrecho que van esos cónyuges procurando que su amor refleje el de Cristo-Esposo, que manifiesta a su Esposa, la Iglesia.

*Las Sagradas Escrituras nos recuerdan que si el Cristo Nupcial no (construye), es en vano que trabajen los (emefecistas), constructores del Reino, en un Mundo Matrimonial Mejor.

*María de Nazaret dejó el Gran Mundo para su Hijo. Y sigue reinando desde el interior de las Familias por el amor, la educación y su influencia amorosa: “Lo que Jesús diga que hagáis (también boca del Magisterio) ¡hacedlo!”.

*Hogares amorosos, fecundos, abiertos a la Comunidad contribuirán a esa Nueva Evangelización auspiciada por Juan Pablo II. ¡Y el M.F.C. tiene magna tarea!

*El hogar, como edificio, es el lugar más apropiado para difundir la amistad, hacer conocer las directivas pontificias, hacer reuniones evangélicas, ser Consultorio Familiar.

3 mensajes nos da el Padre Richards
“Que todas las familias del MFC recen el rosario diariamente”.
“Que los obstáculos que encuentren sean piedras que como escalones les permitan ascender hacia Dios”.
“No dejen que se apague la antorcha del MFC”

Fuente: www.mfc.org.mx