MATRIMONIO Y CONFIANZA

El hecho de casarse siendo consciente de que se toma una decisión de por vida supone un fortísimo cimiento para un matrimonio feliz. Con frecuencia suelo oír a personas decir que tienen miedo a que les hagan sufrir. Esto les lleva a huir del compromiso y a actuar con cierto cinísmo, es como un mecanismo de protección frente al otro. Puede llevar a este comportamiento tanto el haber sufrido un desengaño como la experiencia en otros, generalmente los padres.

En una sociedad marcada por las prisas y la cultura de “usar y tirar”, estas ideas se llevan con frecuencia a las relaciones personales y a la relación de pareja. Creo que en el fondo, muchas personas que no creen en el matrimonio y buscan el sucedáneo de las “relaciones de hecho” lo hacen por miedo a sufrir, por miedo a darse del todo, por la duda de si el otro actuará de la igual manera.

La mejor manera de comenzar un matrimonio es hacerlo con decisión, echando un órdago a la vida. Es posible darse de manera incondicional, se pueden superar las dificultades; pero necesitamos hacerlo desde la confianza en el otro ….. y en nosotros mismos.

anibalcuevas.blogs.com