“Ser padre es hoy más complejo porque deben estar más alerta”

María Rego – Diario Vasco, 25 de mayo 2010.

Los consejos de Alicia Banderas (Madrid, 1973) no se quedan ‘encerrados’ en su consulta. Esta psicóloga infanto-juvenil ha paseado sus conocimientos por diferentes ayuntamientos, asociaciones y hasta por la televisión, donde ha colaborado en el programa ‘Escuela de padres… en apuros’ de La2. Esta tarde llegan a la Casa de Cultura Ignacio Aldecoa de Vitoria en forma de conferencia donde la experta, a partir de las 20.00 horas, deshojará su libro ‘Pequeños tiranos’ sobre las conductas rebeldes de los más pequeños.

«Ser padre es hoy más complejo porque deben estar más alerta»

25.05.10 – 03:27 –

María Rego | Vitoria.

La autora del libro ‘Pequeños tiranos’ ofrecerá hoy una conferencia organizada por EL CORREO en la Casa de Cultura

Alicia Banderas | Psicóloga infanto-juvenil

Trabaja desde hace diez años la Psicología infanto-juvenil. ¿Cómo ha cambiado la relación entre padres e hijos en ese tiempo?

Hemos pasado del ‘porque yo lo digo’ autoritario a un estilo más permisivo de ‘haz lo que quieras’ donde, a veces, buscando el querer comunicarte mejor con tu hijo se ha perdido ese rol de guía.

¿Algunos progenitores intentan que les vean como sus amigos?

Claro, y no pueden serlo porque no tienen los mismos intereses. Se puede educar con firmeza pero también con cariño, escuchando al hijo y negociando algunas normas cuando el niño va siendo mayor.

¿Dentro de esa autoridad comedida hay cabida para el cachete?

No soy partidaria del cachete ni del cachete a tiempo porque nunca es educativo. Cuando tú estás frustrado y le pegas, le estás enseñando que cuando él esté frustrado, pegue. Los niños aprenden las conductas agresivas por imitación.

¿Tener un crío ‘movido’ deber ser motivo de preocupación?

No, está bien una dosis de rebeldía porque si no crecería y sería una persona sumisa.

Los casos violentos protagonizados por menores, sin embargo, son cada día más habituales.

Los casos muy extremos son aislados y no todos los niños desobedientes son violentos. A estos les distingue una falta de sensibilidad ante el dolor ajeno, de remordimientos de conciencia por sus malos comportamientos, creer que la culpa no es de ellos sino siempre de los demás o tener poca tolerancia a la frustración.

¿Qué papel juega la red donde muchos de estos actos agresivos acaban colgados?

Las tecnologías son muy positivas porque les permite compartir pensamientos, experiencias o llegar a un número de amigos antes impensable. Sin embargo, antes a un chaval le acosaba otro y ahora con el ‘ciberacoso’ lo sabe todo el instituto y el impacto es mucho mayor, y las consecuencias también. Al ser tan inmediatas, no logran conectar con el dolor del chico, no hay tiempo de reflexión y se convierten en una vía de acceso a extraños de todo el mundo. Por eso, ser padre hoy es mucho más complejo porque deben estar más alerta e informados.

Pese a esta dificultad añadida, el estilo de vida actual les mantiene durante gran parte del día alejados de los niños.

Así es, y deben educar más en menos tiempo. Los padres se encuentran con dos trabas emocionales cuando no pueden conciliar vida laboral y familiar: les genera un sentimiento de culpabilidad que les impide poner autoridad para no discutir y, al llegar cansados, tampoco quieren reprender a sus hijos porque para un momento que les ven…

¿Se recurre también a los regalos para compensar esas ausencias?

En ocasiones sí, sobre todo, se hacen concesiones. Y no hay niño caprichoso sino padre imprudente y comodón que no se atreve a decir que no. Si le acostumbras a disponer de todo y cuando quiera, al final es él quien manda sobre ti.

¿Cuáles son las conductas más repetidas entre los pacientes que acuden a su consulta?

Veo una sobreprotección muy grande que impide a los hijos desarrollar su autonomía y aprender a enfrentarse a la realidad o a algunos problemas. Dar todo por ellos, como dicen algunos que hacen, puede ser un error.

¿Por qué proliferan hoy los programas televisivos y los libros, como ‘Pequeños tiranos’ que enseñan a educar a los hijos?

Estamos en una época en la que los padres están más preocupados pero no sé si más ocupados en la educación. En realidad, todo se puede resumir en cuatro consejos: poner límites a los niños, decirles que no a algunas cosas porque no se van a traumatizar por ello, realizar un intercambio proporcional entre el esfuerzo que hacen y las recompensas que les damos, y delegar responsabilidades en casa.