El encanto de ser abuelo

 

“Dicen que lo mejor de ser padre es poder ser abuelo. Ser abuelo permite disfrutar de otra dimensión de la paternidad. Una nueva etapa en la que es posible derrochar mimos sin remordimientos” Esta reflexión describe con precisión lo que para muchos es el encanto de ser abuelos .

Los abuelos que viven satisfechos con su rol repiten a menudo: “podemos querer y divertirnos con los chicos y mandarlos a su casa después.” Y es que hoy, la imagen de los abuelos ya no es la que se tenía hace varias décadas de una persona vestida de negro, inactiva, distante y poco vital. El abuelo del siglo XXI es, en la mayoría de los casos, dinámico, muchas veces laboralmente activo, con inquietudes culturales y sociales, independiente económicamente y preocupado por su salud y su bienestar.

De ello que sea cada vez más común la empatía entre abuelos y nietos pues no solo asumen en muchos casos el cuidado de los nietos cuando ambos padres trabajan, sino que su vitalidad los acerca más a los chicos y por ende comparten gustos y hobbies.

Pero aunque ser abuelo tiene todos estos encantos, no es una tarea gratuita. Tiene también sus responsabilidades y deberes. Para ser un buen abuelo es indispensable tener una comunicación abierta y honesta con los nietos, ayudarlos y escucharlos, dedicarles tiempo y hacerles saber que ellos son importantes para usted.

Si se vive lejos de los nietos, también se puede ser un excelente abuelo. Solo basta con pensar en otros métodos para poder comunicarse con ellos (tarjetas, teléfono, fotografías, internet, etc).

Lo que logran los abuelos

Cuando la relación abuelos-nietos es cercana, estas son algunas de las satisfacciones que se logran:

1. Estar involucrado y comprometido con el desarrollo de los hijos y nietos, y vivir muchos de sus logros.

2. Proporcionar un apoyo, aliento, y/o compañerismo a la familia.

3. Poder ser mejor abuelo de lo que quizás se fue como padre, debido a sus años de experiencia.

4. Enseñar acerca de los orígenes, cultura, y costumbres o tradiciones de su familia.

¿Cómo lograr una buena relación con los nietos?

Lo más importante es saber escuchar a los nietos para que haya una excelente comunicación y así ellos podrán acudir a usted en cuando lo necesaiten.

Para ello:

•Al hablar con los chicos, vaya al grano, sin divagar ni repetir.

•Esté preparado para escuhar conceptos modernos a los que no está acostumbrado.

•Evite las quejas.

•Evite hacer una constante auto-referencia, (yo, yo, yo) y no monopolice la conversación.

•Mantenga un contacto visual para determinar si su nieto oye realmente lo que le dice, o está aburrido.

•Muestre interés por lo que sus nietos hagan: hobbies, estudios, trabajo. Acompáñelos en ocasiones importantes de su vida como presentaciones en público (deportivas o artísiticas).

•No desacredite a la madre o al padre, ni trate de actuar como sus padres.

•Si desea discutir alguna cuestión de disciplina con los padres, hágalo cuando se encuentre a solas con ellos, sin la presencia de su nieto.

•Ame a sus nietos por lo que ellos son, no por lo que usted piensa que ellos deben ser.

•Diviértase junto a sus nietos. No tome una posicion distante en fiestas y celebraciones familiares.

Fuentes: www.jubilo.es, www.healthandwelfare.idaho.gov, www.ee-iese.com