Los divorcios sin acuerdo aumentan pese a la crisis

J. V. Echagüe – La Razón, 10 de agosto 2011.

10-08-2011

A pesar del paro, las estrecheces económicas y las dificultades para llegar a fin de mes, a los españoles no les tiembla el pulso a la hora de tramitar su divorcio por la vía contenciosa. Así lo reflejan los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) correspondientes al primer trimestre de 2011: 13.014 rupturas sin acuerdo frente a las 12.558 registradas en el mismo periodo de 2010, lo que supone un aumento del 3,6 por ciento.

“Es una situación gravísima”, afirma a este diario Juan Luis Rubio, presidente de la Asociación de Padres de Familia Separados (APFS). “Siempre hemos reivindicado que habría que implantar la mediación en los juzgados con carácter obligatorio. Es necesario que las partes se entiendan en beneficio de los menores”, añade. Y es que, recuerda Rubio, cierto es que se está empezando a poner en marcha en los juzgados un gabinete de mediación. Sin embargo, sólo es optativo.
Estos contenciosos, dice Rubio, suponen un doble gasto: “Cada una de las partes tiene que llevar un abogado y un procurador; el juzgado ha de pedir a cada cónyuge unos peritajes; cada parte ha de aportar un psicólogo… Y luego está todo el dolor y el odio, que sube de una manera importante”, asegura.
Los datos de la CGPJ reflejan también un tímido aumento de las rupturas en general. En total, 33.339 rompieron su relación en el primer trimestre de 2011, lo que supuso una subida del 0,7 por ciento con respecto al mismo periodo de 2010 (33.103). Así, se produjeron 31.298 divorcios, 1.995 separaciones y 46 nulidades. También es cierto que, si comparamos estas cifras con respecto al último trimestre de 2010, se produjo un descenso del 4,4 por ciento en la suma de separaciones, nulidades y divorcios. En medio de este panorama, los divorcios no consensuados son los que han experimentado un mayor crecimiento.
Si hay una figura jurídica que ha experimentado un descenso significativo es la separación, sobre todo lo que se refiere a las no consensuadas, que cayeron un 18,5 por ciento. En total, se produjeron 657 separaciones sin acuerdo y 1.338 con acuerdo.
Hay que recordar que las rupturas matrimoniales en España aumentaron un 2 por ciento en 2010 con respecto al año anterior: de 124.594 a 127.682, lo que supone el primer repunte tras tres años de disminución.

Amenazar de muerte durante el divorcio no es maltrato
Amenazar de muerte a la esposa al recibir la demanda de separación no constituye un delito de amenazas en el ámbito familiar, sino una falta. Así lo dicta una sentencia de la Audiencia Provincial de Murcia, que anula la condena de tres meses de cárcel y la sustituye por otra de diez días de multa, con una cuota diaria de dos euros. Los hechos se produjeron en julio de 2005 cuando el denunciado, al recibir la demanda de separación, acudió al lugar de trabajo de su esposa y le dijo: “Te voy a matar”.

fuente: www.thefamilywatch.org

Deja tu comentario

0 comentarios.

Deja tu comentario


[ Ctrl + Enter ]