Maneje bien su tiempo y logre el equilibrio

Hay momentos de la vida en que el tiempo no alcanza para cumplir con todas las actividades y compromisos que adquirimos, y anhelamos que el día tuviera más de 24 horas para lograrlo. Por lo general esta excesiva ocupación va acompañada de un sentimiento de “preocupación” porque sentimos que estamos descuidando alguno de los aspectos que constituyen al ser humano: su parte espiritual, física, social e intelectual.

En varias ocasiones, esta saturación de actividades puede tener una dosis de nuestra responsabilidad por no saber distribuir el tiempo adecuadamente. Aquí le daremos algunas claves para organizar el tiempo y lograr un equilibrio en cada uno de sus roles.

Priorizar: la clave

Antes que llenar una agenda de ítems, es necesario sentarse por unos minutos a escribir indiscriminadamente todas las tareas que debe realizar en un día. Una vez tenga esta lista, otórgueles un valor según la importancia y “no la urgencia”, pues pensamos que todo es urgente mas no todo es importante. Teniendo depurada la lista, se dará cuenta qué cosas son primordiales y notará que hay otras que quizá no resultaron tan necesarias como pensaba pero que sí requieren de un tiempo.

Delegue, no todo lo tiene que hacer usted

Hay que ser realistas, no somos superhéroes para cumplir con todo, delegue algunos de los compromisos en otras personas, no tema pedir ayuda, hay personas de muy buena voluntad que poseen el espíritu de servicio.

La ejecución

Ya teniendo una lista ordenada de prioridades y delegadas en otros algunas de ellas, la lista seguramente habrá disminuido. El siguiente paso es planificar cómo vamos a realizar las tareas, es decir, no empezar alocadamente a hacerlas sino mirar otras variables, como por ejemplo los recursos que tenemos, el plazo con el que se cuenta, la ayuda de otra persona, etc. Es muy importante asignarle un tiempo a cada actividad y ser muy respetuosos de ese espacio, no permita interrupciones, en esas pequeñeces es donde se pierde tiempo.

Finalmente, el equilibrio

Es muy importante darle un espacio del día o de la semana a cada aspecto nombrado anteriormente, es decir, una dosis de ejercicio físico, una de entrenamiento mental, un tiempo para el crecimiento espiritual, y otro espacio para el campo social, la familia y los amigos. El equilibrio entre estos campos es lo que nos hace crecer integralmente, así que siempre distribuya equitativamente el tiempo.

Fuente: psicologia.costasur.com

Deja tu comentario

0 comentarios.

Deja tu comentario


[ Ctrl + Enter ]