La ‘caja tonta’ también se come tus neuronas

Ver la ‘tele’ a los dos años reduce el rendimiento académico a largo plazo

IMPACTO NEGATIVO A LARGO PLAZO

MADRID.- Quiere que su hijo sea más listo, saque buenas notas y esté físicamente en forma… No le deje ver la televisión. Investigadores de la Universidad de Montreal (Canadá) y de la de Michigan (EEUU) han llevado a cabo una investigación que constata que la exposición a la ‘caja tonta’ tiene un impacto negativo a largo plazo tanto en el rendimiento académico como en los hábitos de vida saludables.

“Los estudios han demostrado que los niños que ven mucha ‘tele’ comen menos frutas y verduras, practican menos ejercicio y tienen más sobrepeso. Los datos sobre su influencia en el rendimiento académico no son definitivos, aunque hay varios trabajos recientes que sugieren consecuencias negativas cuando se produce una exposición excesiva… Dos de ellos han encontrado que, a largo plazo, los menores que más ‘tele’ visualizan tienen más problemas socioemocionales y de atención en el colegio. Asimismo, otro estudio ha encontrado que los más expuestos tienen peores habilidades verbales y menos memoria”, declaran los autores en su estudio.

La Academia Americana de Pediatría sugiere que los niños de más de dos años pasen menos de dos horas frente a la pantalla. Pese a ello, la mitad de los menores de 12 a 23 meses y el 41% de los que tienen de 24 a 35 meses excede el tiempo recomendado.

El objetivo del nuevo trabajo, publicado en el último ‘Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine’, fue, según sus autores, determinar el impacto de la exposición a la televisión durante los dos primeros años de vida en el futuro académico, el estilo de vida y el bienestar general de los niños.

Para ello, los investigadores evaluaron a 1.314 menores participantes en el ‘Estudio Longitudinal de Desarrollo Infantil’. Los padres de los niños y niñas detallaron la exposición de sus hijos a la televisión a los 29 y a los 53 meses. Posteriormente, cuando los pequeños tenían 10 años, se les preguntó (también a sus profesores) sobre el rendimiento académico, los hábitos de vida y el desarrollo psicosocial de todos los participantes. Asimismo se evalúo su índice de masa corporal.

El estudio constata que la media de exposición de los pequeños a los 29 meses fue de seis horas durante toda la semana un tiempo que se elevó dos horas más cuando los niños tenían 53 meses. “El 11% de los infantes de 29 meses y el 23% de los de 53 veían más de dos horas de ‘tele’ al día”, reza el ensayo.

Menos rendimiento en matemáticas

Los datos revelan que los pequeños que más ‘tele’ visualizan tiene una disminución del 7% en su participación en clase y un 6% menos de rendimiento en matemáticas. Además, cuentan con un aumento del 10% en la victimización por parte de sus compañeros (rechazo, burlas o insultos). A estos resultados se añade el hecho de que reducen un 13% su actividad física durante el fin de semana y consumen un 9% más de refrescos y un 10% más de aperitivos. Además, también tienen un 5% más de Índice de Masa Corporal.

“La primera infancia es un periodo crítico para el desarrollo cerebral y la formación del comportamiento”, aclaran los investigadores. “Cognitivamente, los primeros años culminan con el desarrollo y la expansión de las habilidades intelectuales que ayudarán al niño a procesar mejor la información, a interactuar con su medio y, eventualmente, a utilizar la lógica para entender las matemáticas”, insisten.

Por este motivo, y teniendo en cuenta los datos de su estudio (el primero que evalúa los efectos a largo plazo de la exposición al televisor), defienden que padres y educadores tengan en cuenta “el daño potencial que tiene la ‘tele’ en la salud física y mental de los niños.

Autor: FAMILIAE Psicoterapia- Fecha: 2010-07-29

Deja tu comentario

0 comentarios.

Deja tu comentario


[ Ctrl + Enter ]