En defensa de la Familia.Por Pierre-Joseph Proudhom

Al reeditar su libro Justice, agrega un catecismo del matrimonio:

“Todo atentado a la familia es una profanación de la justicia, una traición al pueblo y a la libertad, un insulto a la revolución. El desbordamiento de todos los crímenes y delitos contra el matrimonio es la causa más activa de la decadencia de las sociedades modernas.

El matrimonio es un pacto de castidad, de caridad y de justicia, por el cual los esposos se declaran públicamente exentos el uno y el otro, y el uno para el otro, de las tribulaciones de la carne y de las atenciones de la galantería, en consecuencia sagrados para todos e inviolables.

Se me aparece como una unión mística, la más sorprendente de las instituciones humanas(…) Sin castidad, sin sacrificio, sin constancia, no hay amor entre el hombre y la mujer (…)

El matrimonio es una cosa moral, en la cual el comercio de los sentidos no llega sino como algo accesorio. El matrimonio en la fuerza de su idea, es un pacto de abnegación absoluta(…) Nuestra descomposición social avanza a ojos vista; cuanto más estudio los síntomas, más descubro que las libertades públicas tienen por base y por salvaguardia las costumbres domésticas(…)

Para formar una familia, para que el hombre y la mujer encuentren en ella la alegría y la calma a las que aspiran, sin las que no estarán nunca más que incompletamente unidos, aunque lo estén por el deseo, es necesaria una fe conyugal; entiendo por ello un idea de su mutua dignidad, que elevándose por encima de los sentidos les haga, al uno para el otro, aún más sagrados que queridos y haga de su comunidad fecunda una religión más dulce que el mismo amor.

Un error deplorable de nuestros demócratas es creer que la familia es una carga que frena la dedicación y la acción; es el objetivo por el contrario que nos da aplomo y voluntad (…)

Autor: solidaridad.net- Fecha: 2008-06-12

Deja tu comentario

0 comentarios.

Deja tu comentario


[ Ctrl + Enter ]