El síndrome de la ruptura

El síndrome de la ruptura

El amor conyugal tiene un alto porcentaje de artesanía psicológica

 

  

Enrique Rojas catedrático de Psiquiatría

 

El amor sigue siendo el primer argumento de la vida. ¡Qué fácil es enamorarse y qué difícil mantenerse enamorado¡ El amor conyugal tiene un alto porcentaje de artesanía psicológica. El descuido sistemático de las cosas pequeñas es la ruina del amor. Cuando una pareja se rompe, se produce una cascada de tristeza, en donde los sentimientos de fracaso se hospedan en la travesía de esos recuerdos. Hay melancolía, desazón, pesimismo, falta de ilusión….Los psiquiatras hablamos de vivencias inescapables. Son de una gran dureza y no dejan salida de inmediato. ejemplo de getimagesize()

  

La experiencia se parece mucho a la depresión clínica, sólo que aquí el tratamiento no es a base de unos fármacos, sino de saber elaborar una interpretación de los hechos que disuelva la frustración. Hasta llegar a la ruptura, hay una larga travesía en la que ambas personas deben ceder y perdonar.

  

El perdón no es nada sin el olvido. La vida no va bien sin buenas dosis de olvido. No tener memoria de lo malo es buena salud mental. El murmullo del amor, de la búsqueda del bien del otro es la inteligencia emocional de Goleman. Mientras que el desamor se nutre de discusiones frecuentes, listas de agravios, y reproches en cadena.

 

Autor: FAMILIAE Psicoterapia- Fecha: 2009-11-28

Deja tu comentario

0 comentarios.

Deja tu comentario


[ Ctrl + Enter ]