El próximo Encuentro Mundial de las Familias, dentro de dos años en Milán

27-09-2010

Esta mañana antes de mediodía, en la Sala de Prensa de la Santa Sede, ha tenido lugar la conferencia de presentación de la carta del Papa con motivo del VII Encuentro Mundial de las familias que se celebrará en la ciudad italiana de Milán del 30 de mayo al 3 de junio de 2012, con la presencia de Benedicto XVI y bajo el tema: “La familia: el trabajo y la fiesta”.


Radio Vaticano, 24 de septiembre 2010.

Intervinieron en la presentación el cardenal Ennio Antonelli, presidente del Consejo pontificio para la Familia y sus colaboradores del dicasterio, junto a Mons. Erminio De Scalzi, obispo auxiliar de la archidiócesis de Milán y delegado de su arzobispo, el cardenal Dionigi Tettamanzi para la organización de este evento.
En la carta dirigida al cardenal Ennio Antonelli, Benedicto XVI escribe que “el trabajo y la fiesta están íntimamente relacionados con la vida de las familias, porque condicionan sus elecciones, influyen las relaciones entre los cónyuges y entre los padres y los hijos, a la vez que inciden sobre la relación de la familia con la sociedad y con la Iglesia. “La Sagrada Escritura –recuerda el Papa- nos dice que familia, trabajo y día festivo son dones y bendiciones de Dios para ayudarnos vivir una existencia plenamente humana”.
El Papa señala asimismo que en nuestros días, lamentablemente, la organización del trabajo, pensada y actuada en función de la competencia del mercado y del máximo beneficio, y la concepción de la fiesta como ocasión de evasión y de consumo, contribuyen a disgregar a la familia y a la comunidad y a difundir un estilo de vida individualista.
Por esta razón afirma el Pontífice: es necesario “promover una reflexión y un empeño tendentes a conciliar las exigencias y los tiempos del trabajo con los de la familia y recuperar el sentido verdadero de la fiesta, especialmente del domingo, pascua semanal, día del Señor y día del hombre, día de la familia, de la comunidad y de la solidaridad”.
Del próximo Encuentro Mundial de las Familias, Benedicto XVI subraya que constituye una “ocasión privilegiada para reflexionar sobre el trabajo y la fiesta en la perspectiva de una familia unida y abierta a la vida, bien insertada en la sociedad y en la Iglesia; atenta a la calidad de las relaciones, además de la economía del mismo núcleo familiar”. Y añade que este evento, para que sea verdaderamente fructuoso, no debería permanecer aislado, sino colocarse en un adecuado recorrido de preparación eclesial y cultural.
Por esta razón, el Papa desea que ya en el curso del año 2011, 30° aniversario de la Exhortación apostólica Familiaris consortio, “carta magna” de la pastoral familiar, se pueda emprender un válido itinerario con iniciativas a nivel parroquial, diocesano y nacional, a fin de destacar las experiencias de trabajo y de fiesta en sus aspectos más verdaderos y positivos, con particular atención a la experiencia concreta de las familias. El Santo Padre desea que las Familias cristianas y las comunidades eclesiales de todo el mundo se sientan interpeladas e implicadas y se pongan en camino hacia “Milán 2012”.
Por último, el Papa explica que este Encuentro Mundial de la Familia en Milán tendrá, como en los precedentes, una duración de cinco días y culminará el sábado por la tarde con la “Fiesta de los testimonios”, mientras el domingo se celebrará la misa solemne conclusiva. Celebraciones, ambas que presidirá Benedicto XVI.

Fuente:www.thefamilywatch.org

Deja tu comentario

0 comentarios.

Deja tu comentario


[ Ctrl + Enter ]