APRENDICES DE POR VIDA

por José María Escudero Fernández
(mardepri@terra.es)

“Si somos capaces de prepararnos concienzudamente
en aprender a educar a nuestros hijos, entonces sí,
entonces éstos vendrán con uno, tres o media docena
de panes debajo del brazo”

Educar no consiste en dar a luz un buen día a un hijo…
Educar consiste en alumbrar su vida todos los días, incluso cuando la noche se torna desmesuradamente oscura.

Educar no consiste en conseguir el mejor colegio y los mejores profesionales para nuestro hijo…
Educar consiste en conseguir día a día que el niño crezca en el mejor hogar posible.

Educar no consiste en suprimir al niño toda libertad para tranquilidad y comodidad nuestra…
Educar consiste en renunciar a parte de nuestra tranquilidad en pos de ayudar al niño a que utilice responsablemente su libertad.

Educar no consiste en castigar a un niño como desahogo a nuestro cansancio, estrés o malhumor…Educar consiste en castigar siempre que sea necesario y ayudar al niño a que reflexione sobre una conducta o un comportamiento erróneo.

Educar no consiste en encerrar a un niño en su habitación para que estudie…
Educar consiste en “encerrarte” tú con él, y de esta manera estudiar los dos juntos.

Educar no consiste “en montar el numerito” poniendo el grito en el cielo cada vez que el niño trae el boletín de notas…
Educar consiste “en montar el numerito” todos los días valorando, preguntando, recriminando, elogiando e interesándose por el trabajo del niño

Educar no consiste en regalar un juguete a un niño…
Educar consiste en “gastar tu tiempo” jugando con él.

Educar no consiste en quejarnos eternamente por los errores que hayamos podido cometer con nuestro hijo…
Educar consiste en aprender de los errores y no tirar nunca la toalla, pues no es un combate el que perdemos sino la vida de un ser humano.

Educar no consiste simplemente en tener buenas intenciones y mejor voluntad…
¿Educar?… es un arte, un oficio y como tal requiere un largo tiempo de aprendizaje, muy probablemente toda nuestra vida.

fuente: buzoncatolico.es

Deja tu comentario

0 comentarios.

Deja tu comentario


[ Ctrl + Enter ]