El doctor muerte del amor

 Cuánto daño hicieron los cuentos, novelas y películas que terminaban con la boda feliz de los protagonistas. Daban una sensación de matriomonio como una meta cuando en realidad se trata de un punto de partida: el inicio de un proyecto común.

El amor eterno, en sí, no existe. Cuando empieza una relación, ambos están pendientes del otro: detalles, llamadas, piropos… Muchos llegan al matrimonio con la idea de entrar en un mundo en el que todo será más fácil. Un mundo en el que ya podemos bajar la guardia.

El amor eterno lo consigues día a día porqué el día que dejas de luchar por mantenerlo, empiezas a perderlo. Y si no vas al matrimonio con esa idea, con la ilusión de querer amar para siempre, mejor que no te cases. El compromiso de amar conlleva el esfuerzo diario de actuar para mantener encendida la llama. Si no es así, el matrimonio terminará siendo el doctor muerte de vuestro amor.

Daniel Juan Santigosa, Family Coach

http://www.asesoriafamiliar.com/

Deja tu comentario

0 comentarios.

Deja tu comentario


[ Ctrl + Enter ]